¿Por qué tienes coágulos en la menstruación? Aquí te informamos

Contenido
  1. ¿Por qué tenemos coágulos en la menstruación?
  2. ¿Pueden evitarse?
  3. Cuando se vuelve motivo de alerta

Aunque en ocasiones es normal que durante la menstruación se presenten ciertos coágulos en el flujo, lo cierto es que podrían estar relacionados a problemas de salud o desequilibrios hormonales a los cuales debemos estar al tanto. Por esta razón, a continuación te explicamos las razones por las que puedes tener coágulos en la menstruación.

¿Por qué tenemos coágulos en la menstruación?

Por lo regular, durante la menstruación el organismo de la mujer libera anticoagulantes de forma natural para evitar que la sangre se condense. Sin embargo, cuando el flujo es abundante, el cuerpo lo expulsa con tanta rapidez que los anticoagulantes no son capaces de realizar correctamente su función.

Este es el motivo por el cual se suele decir que son normales los coágulos que figuran en el periodo menstrual. No obstante, para muchas mujeres en cambio, los coágulos son la manifestación de un problema crónico. Por ejemplo:


● Aborto involuntario: Cuando la mujer está en busca de quedar embarazada, y al tiempo nota que expulsa un coágulo de sangre acompañado de una especie de flujo amarillento o grisáceo, es probable que haya ocurrido un aborto involuntario. En este caso es imprescindible acudir de inmediato al ginecólogo.


● Desequilibrio hormonal: Los cambios hormonales son parte de la vida de la mujer, por ejemplo, al comienzo de la pubertad, cuando se da a luz a un hijo o cuando se aproxima la menopausia. Este desequilibrio de estrógenos y progesterona es lo que estimula que la sangre se coagule durante la visita mensual. La buena noticia es que puede manejarse con anticonceptivos o suplementos previamente recetados.


● Endometriosis: La endometriosis es una enfermedad que afecta los órganos reproductores produciendo un revestimiento denso que los cubre. Esta enfermedad se manifiesta a través de dolores excesivamente fuertes en la menstruación y puede causar pérdida de fragmentos de los órganos en forma de coágulos en la sangre.


● Enfermedad inflamatoria pélvica: Es una enfermedad causada por una bacteria que infecta el interior de la matriz de la mujer, ocasionando inflamación desde el cuello uterino hasta el útero, incluyendo los ovarios. Produce profundos dolores en la zona pélvica y genera coágulos en la sangre.


● Estrés: Aunque no lo parezca, el estrés puede alterar el funcionamiento de los órganos, ocasionando que el ciclo menstrual suceda con flujo muy abundante y desprendimiento de coágulos de sangre.


● Insuficiencia en hierro: Si el organismo no posee suficiente hierro, el útero no será capaz de generar el anticoagulante que necesita para regular el flujo. Por lo tanto, es vital que mantengamos el hierro en niveles óptimos para evitar los coágulos.

En vista de que la anemia ferropenia es una de las principales causas, haremos bien en realizarnos un análisis periódico, de manera que podamos conocer nuestro estado de salud y tomar medidas para controlarla.


● Miomas o quistes: Los miomas o quistes que se desarrollan en el útero pueden originar hemorragias acompañadas de coágulos de sangre.


● Otras enfermedades: El descontrol de niveles de la hormona tiroidea, la hepatitis y los problemas renales, también son causantes de la producción y expulsión de coágulos mientras dura la menstruación.

¿Pueden evitarse?

Como vimos anteriormente, son diversas las causas de tener coágulos en la menstruación. La recomendación es consultar al médico y controlar en lo posible la enfermedad que la causa.


Otro consejo práctico es llevar una vida saludable, reducir el estrés y consumir alimentos que regulen la circulación de la sangre y fortalezcan los vasos sanguíneos, de esta manera se puede evitar en cierto grado la formación de coágulos. Algunos alimentos que podemos incluir en la dieta son: brócoli, cerezas, pimientos verdes y tomates.

Cuando se vuelve motivo de alerta

Antes de indicar las señales de que algo no va bien, debemos hacer hincapié en el hecho de que toda mujer debe visitar al ginecólogo al menos una vez por año. Si lo hace, podrá estar al tanto de los cambios que produce su cuerpo y prevenir enfermedades.


Ahora bien, si notas que durante el sangrado menstrual los coágulos que se forman poseen un tamaño muy grande, y en cantidades exageradas, deberás acudir enseguida al médico, podría deberse a alguna complicación.


También debes hacerlo si además de los coágulos sufres dolores que están fuera de lo normal, si sientes mareos o debilidad en el cuerpo, e incluso si sientes alguna molestia que a tu parecer resulta extraño. Una pronta valoración es ideal para inhibir problemas futuros; por consiguiente, no dudes en ponerte en contacto con tu doctor para que realice los exámenes pertinentes.

Made on
Tilda