La esclerosis múltiple (EM)

Contenido
  1. ¿Qué es la esclerosis múltiple?
  2. ¿Por qué da esclerosis múltiple?
  3. ¿Cómo se detecta la esclerosis múltiple?
  4. Síntomas de la esclerosis múltiple
  5. ¿Cuál es el tratamiento para la esclerosis múltiple?
  6. ¿Puede prevenirse la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, la cual afecta más a mujeres que a hombres, y por lo general suelen aparecer sus primeros síntomas entre los 20 y 40 años, aunque también puede presentarse en niños, y adultos mayores de 50 años.


La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central bastante común, estimándose que actualmente más de 2,5 millones de personas la padecen en el mundo. La EM es una enfermedad crónica y degenerativa.


Aunque esta enfermedad no tiene cura, los síntomas de la esclerosis múltiple pueden aparecer y desaparecer en cuestión de meses, o incluso semanas, dependiendo del individuo. Se caracteriza porque afecta la movilidad y la visión de quien la padece, y produce dolor acompañado de algunos temblores.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, ya que las mismas defensas del individuo atacan su propio sistema nervioso central. Durante el ataque, los tejidos del cerebro, los nervios ópticos y los tejidos de la medula espinal se inflaman, produciéndose una serie de lesiones que se endurecen para formar cicatrices, que medicamente son conocidas como placas.


Específicamente las cicatrices o placas se forman sobre las vainas de mielina, la cual es la encargada de proteger las células nerviosas del cerebro y la médula espinal. Al dañarse la mielina, las células no pueden comunicarse entre sí, lo que produce una interrupción entre el cerebro y el resto del cuerpo, lo que provoca dificultad para caminar y para realizar movimientos coordinados, así como pérdida de la visión.

¿Por qué da esclerosis múltiple?

Hasta el momento no existe una causa certificada que produzca la esclerosis múltiple, sin embargo, muchos médicos y científicos argumentan como teoría que una posible razón es que el cuerpo se vea amenazado por un virus desconocido, lo que desencadene la autodefensa del sistema inmunológico.


Por otro lado, también se atribuye esta enfermedad a ciertos factores genéticos y ambientales, mientras que

como causas comprobadas que incrementan el riesgo de padecimiento de esta enfermedad son los niveles bajos de vitamina D o el tabaquismo.

¿Cómo se detecta la esclerosis múltiple?

Cada paciente que padece de esclerosis múltiple es diferente del otro, ya que esto depende del área del sistema nervioso que haya sido afectada, por ende, el diagnóstico también es personalizado, por decirlo de algún modo.


Debido a que la esclerosis múltiple comparte síntomas con otras enfermedades, en ocasiones es todo un reto llegar a su diagnóstico, sin embargo, el médico especialista aplicará las pruebas necesarias para conseguirlo.


El médico realizará las pruebas neurológicas necesarias y las complementará con otro tipo de estudios que le permitan observar lo que ocurre en el cerebro del paciente, tales como resonancias o tomografías. Otras pruebas a las que recurren los neurólogos para dar un diagnóstico de esclerosis múltiple acertado, es la punción lumbar, y pruebas en las que se pueda medir la transmisión de los impulsos nerviosos en el cerebro.

Síntomas de la esclerosis múltiple

Los síntomas de esta enfermedad varían de persona a persona, de hecho, hay personas que pueden presentar sintomatología muy leve, pese a padecer por años de la enfermedad, mientras que otras personas pueden presentar síntomas agudos durante toda su vida. Otro punto a destacar es que esta enfermedad comparte síntomas con otras enfermedades neurológicas.


Los síntomas más representativos de la esclerosis múltiple son:


  • Pérdida del sentido de la visión.
  • Dificultad para caminar.
  • Dificultad para realizar movimientos fluidos.
  • Temblores corporales.
  • Adormecimientos de manos y pies.
  • Debilidad en los brazos y en las piernas.
  • Poca sensibilidad en brazos y piernas.
  • Dificultad al hablar.
  • Descoordinación de acciones y movimientos.
  • Pérdida leve del resto de los sentidos.
  • Falta de equilibrio.
  • Fatiga y poca energía.
  • Problemas intestinales.

¿Cuál es el tratamiento para la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple no tiene cura, por ellos los tratamientos están orientados a la modificación y alivio de los síntomas. La finalidad de los mismos es prevenir que aparezcan nuevas lesiones, disminuir la intensidad de las cicatrices, y corregir algunas discapacidades adquiridas por la enfermedad, todo con la finalidad de mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Puede prevenirse la esclerosis múltiple?

Al no conocer las causas específicas que producen la esclerosis múltiple, es muy difícil hablar de una prevención voluntaria de la enfermedad, sin embargo, se pueden adquirir una serie de hábitos que ayuden a disminuir el riesgo de padecer de esclerosis múltiple.


Algunos de estos hábitos son:

  • Dejar de fumar.
  • Consumir vitamina D.
  • Llevar una dieta balanceada.
  • Hacer una rutina de ejercicios físicos.
  • Hacer una rutina de ejercicios mentales.
  • Estimular los sentidos.
Made on
Tilda