Descubre 8 razones de por qué te arde al orinar

Contenido
  1. ¿Por qué te arde al orinar?
  2. ¿Cómo evitar la micción dolorosa?
  3. ¿Cuándo ver a un doctor?

El ardor al orinar o micción dolorosa también se conoce como disuria, y puede ser causada por infecciones y afecciones no infecciosas, pero comúnmente es debido a una infección bacteriana del tracto urinario que afecta la vejiga. El dolor experimentado a menudo se describe como escozor y puede variar en intensidad de leve a grave. Esta sensación de ardor puede continuar después de que hayas terminado de orinar durante varios minutos, o incluso horas después. También puede ir acompañado de otros síntomas, como dificultad para orinar, aumento de la urgencia para orinar y sangre en la orina.

¿Por qué te arde al orinar?

Estas son algunas de las causas más comunes de por qué te arde al orinar:


Infecciones del tracto urinario

De acuerdo con la especialista en obstetricia y ginecología, la doctora Sarah Yamaguchi, del Hospital Good Samaritan de la ciudad de Los Angeles, en los Estados Unidos, las infecciones del tracto urinario son la principal causa de una micción dolorosa. Son causadas con mayor frecuencia por bacterias que penetran a través de la uretra. Las infecciones pueden ocurrir en cualquier parte del tracto urinario, incluyendo los riñones, la vejiga y la uretra (tubo de la vejiga que lleva la orina fuera del cuerpo).


Infección vaginal

A veces, el ardor al orinar puede estar relacionado con una infección vaginal, como una infección por hongos. Con las infecciones vaginales, también puedes esperar cambios en la secreción vaginal y el olor.


Infección de transmisión sexual

Las infecciones de transmisión sexual también pueden causar dolor al orinar. Éstas incluyen:

  • Herpes genital
  • Clamidia
  • Gonorrea

Estenosis o estrechez uretral

Esta condición comúnmente afecta a los hombres y ocurre cuando la uretra se estrecha por la inflamación de los tejidos. Debido a que la orina no puede pasar libremente, causa una excesiva irritación del tejido, lo que provoca una sensación de ardor.


Desgarros vaginales

Esto puede ocurrir durante sesiones sexuales vigorosas, lo que lleva a la rotura del tejido vaginal. Cuando la orina entra en contacto con estas abrasiones, puede provocar un aumento del dolor y la sensación de ardor. Las llamadas lágrimas vaginales también pueden ocurrir como resultado del parto.

Productos de higiene femenina innecesarios

El uso de productos que pretenden hacer que la vagina esté limpia, realmente interrumpen su equilibrio natural de pH. La vagina es en realidad un buen auto limpiador y no necesita productos como duchas vaginales, jabones perfumados o baños de burbujas para ayudar a mantenerla limpia. La piel de la vagina es muy sensible y se irrita fácilmente si entra en contacto con ciertos productos químicos.


Vaginitis atrófica

Es un síntoma post menopáusico causado por niveles cambiantes de hormonas y resulta en el adelgazamiento de la vulva y la vagina, lo que puede provocar cierto ardor e irritación durante el sexo o al orinar. De acuerdo con la Clínica Mayo, cerca de la mitad de las mujeres en esta etapa presentarán este problema, aunque la mayoría no buscarán ayuda médica, simplemente se resignarán a padecer las molestias.


Inflamación e irritación

Una variedad de problemas puede provocar inflamación o irritación del tracto urinario, o del área genital, lo que produce el síntoma de una micción dolorosa. Además de las infecciones, otras razones por las cuales el área puede estar irritada o inflamada incluyen:


  • Piedras en el tracto urinario
  • Cistitis, una condición causada por la inflamación de la vejiga
  • Actividades como montar a caballo o andar en bicicleta
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos, suplementos y tratamientos
  • Tumor en el tracto urinario
  • Prostatitis, infección o inflamación de la próstata

¿Cómo evitar la micción dolorosa?

  • Hay cambios que puedes hacer en tu estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas:
  • Mantente alejado de los detergentes y artículos de tocador perfumados para reducir el riesgo de irritación.
  • Usa condones durante la actividad sexual para protegerte de las infecciones de transmisión sexual.
  • Modifica tu dieta para eliminar los alimentos y bebidas que irritan la vejiga, como el alcohol, cafeína, comidas picantes, frutas cítricas y jugos, productos de tomate y edulcorantes artificiales. Evita los alimentos altamente ácidos para ayudar a tu vejiga a sanar.
  • Trata de seguir una dieta blanda durante varias semanas mientras recibes tratamiento médico.

¿Cuándo ver a un doctor?

Ponte en contacto con tu médico si:


  • Tu micción dolorosa persiste
  • Tienes drenaje o secreción de tu pene o vagina
  • Tu orina está maloliente o turbia, o ves sangre en la orina
  • Tienes fiebre
  • Presentas dolor de espalda o en el costado
  • Si estás embarazada, es importante informar inmediatamente sobre cualquier dolor que tengas al orinar.
Made on
Tilda