Conoce por qué te sudan los pies

Contenido
  1. ¿Por qué te sudan los pies?
  2. Recomendaciones

En muchas ocasiones nos vemos enfrentados a la molesta sudoración que suele aparecer en la planta de los pies, es una situación desagradable, que nos hace sentir incómodos. A continuación te explicaremos algunas razones por las que nos pueden sudar los pies.

¿Por qué te sudan los pies?

Razones médicas


Existen ciertas enfermedades que producen como efecto secundario la hiperhidrosis plantar (sudoración excesiva manifestada en los pies), entre las que podemos mencionar: los linfomas, la diabetes, alteración de las tiroides, tuberculosis, problemas en el hígado, menopausia, infecciones, entre otras.


Medicamentos


También algunos medicamentos pueden llegar a producir sudoración en los pies. En este caso particular nos referimos a los antidepresivos, la insulina, el omeprazol, remedios para regular la tensión, etc.

Genética


En muchas personas pasa que el sudar demasiado en la zona de los pies es un asunto de herencia genética. Si notas que otros miembros de tu familia padecen de este problema, sabrás que es tu caso.


Hábitos

Ahora bien, aunque hay personas que lo sufren constantemente debido a una condición propia de su organismo, también es cierto que los hábitos que tengamos pueden ser la razón del por qué nos sudan tanto los pies.


En este sentido nombraremos las más comunes:


● El calzado

Los tipos de zapatos que usamos pueden ser una causa, pues los zapatos sintéticos, por ejemplo, no proporcionan ningún tipo de ventilación, trayendo como consecuencia que aumente la transpiración. Por lo tanto, es importante utilizar zapatos fabricados con materiales naturales y que a su vez sean transpirables.


● Usar zapato cerrado por mucho tiempo

El tiempo que pasan tus pies dentro del calzado es lo que por lo general produce el sudor excesivo. Es probable que trabajes por largas horas en una oficina, pero es necesario que apartes al menos un par de horas para quitarte los zapatos y dejar que tus pies respiren un poco.


● El tipo de medias

Al igual que los zapatos, las medias o calcetines deben ser hechos con tejidos naturales, de manera que la piel pueda transpirar adecuadamente. Asegúrate además de que tampoco sean muy ajustados, pues generará un aumento exagerado de temperatura en tus pies.


● Lo que consumimos

Por si no lo sabías, tanto el picante como las bebidas con gas y el café, son elementos que al consumirlos producen un efecto en el organismo que ocasiona aumento en la transpiración, llegando a superar los niveles normales. De modo que la recomendación es que los evites por unos días o semanas, hasta que el problema se disipe, y después sólo limita su consumo para que no se active nuevamente.


● Malos hábitos de higiene

Un factor que incide en la sudoración plantar es la falta de higiene, ya que las toxinas acumuladas son desechadas en forma de sudor. Así que mientras no logremos mantener aseados nuestros pies, el sudar no disminuirá, sino que al contrario, irá en aumento. Por ello es ideal lavar los pies con regularidad, secarlos muy bien y cambiar de calcetines a diario.


● Cuestiones emocionales

El estado de ánimo también puede afectar la cantidad de sudor que produce el cuerpo, por lo general cuando se está muy nervioso o estresado. En estas ocasiones lo mejor que podemos hacer es tomar medidas para calmarnos y así inhibir la excesiva sudoración.

Recomendaciones

En vista de que la sudoración excesiva puede generar mal olor, e incluso la aparición de hongos, es importante controlarla. Para ello es importante que evitemos usar siempre el mismo calzado, cambiar de calcetines todos los días, airear los zapatos, mejorar nuestros hábitos de higiene y de alimentación, y controlar los nervios.


Algo que también podemos incluir en nuestros hábitos para lograr eliminar el problema es aplicar diversos productos naturales. Por ejemplo:


● Talco

Sus propiedades secantes y absorbentes son ideales para disminuir el sudor en los pies. Sólo debemos aplicarlo en los pies después de lavarlos y secarlos adecuadamente.


● Vinagre de manzana

Mezclar media taza de vinagre con un litro de agua y un poco de sal gruesa. Al tenerlo listo pasamos a remojar nuestros pies en la mezcla por espacio de 15 o 20 minutos.


● Té negro

Haremos lo mismo que hicimos con el vinagre, pero en este caso sumergiremos nuestros pies en una infusión de te negro preparado en dos litros de agua.


● Romero

De la misma forma que los anteriores, sumergiremos nuestros pies durante 15 minutos en una infusión de romero que incluya menta y salvia.

Para conseguir efectos duraderos debemos realizar las prácticas ya mencionadas con constancia, si así lo hacemos, lograremos erradicar este desagradable problema.

Made on
Tilda