Conoce los motivos de por qué se caen las cejas

Contenido
  1. El oído
  2. Motivos por los que se tapan tus oídos
  3. Remedios para destapar los oídos

A lo largo de tu vida es muy probable que hayas experimentado varios episodios en los cuales se tapan tus oídos, ya sea uno o los dos simultáneamente. Es muy común percibir esta sensación en un viaje en avión (en

el momento en el que el mismo comienza a ganar altitud), o cuando vamos en un viaje por carretera.


Dices que se tapan tus oídos porque sientes que ya no escuchas tan claramente como usualmente lo haces, experimentas un ligero zumbido y un incremento leve de presión. Esta sensación resulta ser muy molesta, y a las personas más sensibles puede generarles incluso fuertes dolores de cabeza.


Pero, ¿sabes exactamente por qué ocurre esto?, para entenderlo fácilmente es primordial conocer el oído, acompáñame y te lo muestro.

El oído

Como ya sabes, el oído es el órgano que te permite escuchar, el mismo está divido en tres partes, las cuales son:


Oído externo: Como su nombre lo indica, es la parte más externa del oído (no es la oreja), y es la encargada de captar las ondas sonoras para guiarlas al oído medio a través del tímpano (membrana muy delgada y semitransparente que separa el oído externo del oído medio).


Oído medio: Es una cavidad ocupada por mucho aire, en ella se encuentran los huesecillos (llamados así por ser diminutos), el yunque, el martillo, y el estribo. Aquí también se encuentra la trompa de Eustaquio, que entre sus funciones, es la encargada de equilibrar la presión dentro de la cavidad. Cuando la presión del oído medio es diferente a la presión del ambiente, se tapan los oídos.


Oído Interno: Es una cavidad, también conocida como laberinto, es el encargado de dar equilibrio a las personas, y es aquí en donde se decodifican las ondas sonoras.


Una vez visto lo anterior, ahora te explicamos los motivos principales por los cuales se tapan tus oídos, y además te muestro algunos remedios para destaparlos satisfactoriamente.

Motivos por los que se tapan tus oídos

El Cerumen


Mayormente conocida como cera, debido a su textura, la misma es una sustancia segregada por las glándulas del oído, la cual tiene como función proteger los conductos auditivos, sin embargo, al acumularse mucha de ella puede crearse un tapón que sin lugar a dudas es causa segura para que se tapen tus oídos.


Congestión nasal


La nariz y los oídos se conectan a través de la trompa de Eustaquio, la cual se encarga de equilibrar la presión dentro del oído medio, por ende, al producirse una congestión nasal ésta se bloquea hasta el punto de no cumplir su función principal, lo que ocasionará que se tapen tus oídos.


La otitis media


Esta inflamación del oído medio, que produce inflamación y dolor profundo, también es una de las causantes para que se tapen tus oídos, pues, recuerda que el oído medio es la cavidad en la que se almacena más presión.


Viajes en avión y por carretera


Cuando vas en un viaje largo por carretera o en un viaje en avión, mientras más alto vayas la presión atmosférica será diferente a la que está en el oído medio, por ende, con toda seguridad tus oídos se taparán, hasta que la presión ambiental iguale la de tu oído medio.


Actividades con cambios de presión


Existen muchas actividades recreativas que pueden ocasionar que se tapen tus oídos, ya que su práctica implica que se realicen a presiones diferentes que las que tiene tu oído medio, alguna de estas actividades son buceo en aguas profundas, parapente, montañismo, caída libre, entre otros.


Al sonar la nariz


Si suenas muy bruscamente tu nariz, puedes conseguir que la trompa de Eustaquio se abra de tal manera que entre mucho aire al oído medio, obteniendo de esa manera que tus oídos se tapen.

Remedios para destapar los oídos

Tapa tu nariz, cierra la boca e intenta exhalar


Este remedio todos lo hemos aplicado alguna vez, incluso por pura inercia, al tapar las vías respiratorias e intentar exhalar estarás liberando la presión a través de los oídos, logrando destaparlos. Recuerda exhalar con presión moderada para no causarte daño.


Mastica chicle


De seguro habrás visto alguna vez que algunas personas antes del despegue o después de aterrizaje de un avión comienzan a masticar chicle, y es que este movimiento impedirá que se cierren las trompas de Eustaquio, o que en su defecto se abran.


Limpia el cerumen


Aunque el cerumen protege los conductos auditivos, no es saludable y mucho menos higiénico que se acumule sin control dentro de tus oídos. Es bueno que limpies tus oídos cuidadosamente, una técnica muy segura es colocar 2 gotas de glicerina e inclinar tus oídos, de este modo el cerumen fluirá fuera de ellos y será más fácil limpiarlos.


Descongestiona tu nariz


Para esto puedes preparar en casa una solución salina (agua y sal) y aplicarla periódicamente en tus fosas nasales, si esto no funciona acude a una farmacia y compra un descongestionante nasal más potente.

A veces sólo basta con bostezar, pues esta acción involuntaria hace que liberes la presión acumulada en tus oídos, logrando que se igualen la presión del ambiente y la presión del oído medio.
Made on
Tilda