11 razones de por qué se resecan los labios

Contenido
  1. Síntomas de labios resecos
  2. ¿Por qué se resecan los labios?
  3. Consejos para evitar y tratar labios resecos

Tener los labios resecos es muy poco saludable, y lamentablemente todos en algún momento hemos pasado por este desagradable hecho. Aunque a simple vista parece algo inofensivo, que se resuelve fácil, lo cierto es que los labios se pueden resecar al punto de llegar a romperse y sangrar, lo que convierte esto en un problema que va más allá.


Asimismo, los labios resecos y agrietados no lucen nada bien, y estéticamente opacan la sonrisa de quien lo padece.

Síntomas de labios resecos

  • Apariencia poco agradable, pálidos y escamados.
  • Grietas y cortaduras en todos los labios y comisuras.
  • Sangrado.
  • Sensación al tacto áspera e irregular.
  • Sensación de ardor constante.

Realmente tener labios resecos puede ser más que un fastidio, pero esto es solo síntoma de algo, es decir, te has preguntado alguna vez ¿por qué se resecan los labios? A continuación te mostramos las causas más comunes por la que los labios se resecan

¿Por qué se resecan los labios?

Básicamente los labios se resecan porque la capa externa de ellos, que es la que los protege, pierde los aceites minerales, grasas y agua. Para que esto ocurra, existen muchas causas, por ende, los labios se resecan y posteriormente se rompen, veamos.


Temperaturas extremas


Podemos decir que esta es la causa más común, y se evidencia con mucha frecuencia en las temporadas de invierno, en la que las temperaturas pueden descender incluso bajo los cero grados, o en veranos muy intensos, con calores insoportables.


Esto se debe a que los labios no producen sustancias humectantes naturales para defenderse ante las temperaturas extremas, llegando así a resecarse.


Exponerse directamente al sol


Exponerse directamente al sol durante un tiempo prologando, puede causar quemaduras a la piel, y los labios no escapan de esto, los rayos solares provocan una sequedad extrema en los labios, tanto que pueden escamarse y romperse.


Respirar por la boca


Al respirar por la boca el aire constante que pasa por nuestros labios hace que irremediablemente estos se resequen.


Tomar poca agua


No tomar la cantidad necesaria de agua al día provoca que se resequen y se agrieten los labios, dando así un mal aspecto a una de las partes más llamativas de nuestro cuerpo.


Morderse y chuparse los labios


Esto definitivamente es un mal hábito que lamentablemente muchas personas tienen, y al hacerlo conseguirán labios resecos, escamoso, rotos y ensangrentados.


Esto se debe a que la saliva contiene una sustancia llamada lisozima, que degrada los alimentos, entonces al morder y chupar los labios la lisozima ataca la queratina de los labios produciendo la resequedad y descamación.


Fumar


Gracias a los radicales libres que produce el cigarrillo, se resecan labios y también se envejecen prematuramente.


Productos para la higiene de la piel agresivos


Existen productos dedicados al cuidado de la piel, que pueden estar hechos a base de elementos fuertes que resultan agresivos y abrasivos para la piel, atacando de ese modo los labios y resecándolos.


Alimentación inadecuada


Una alimentación poco balanceada y que no contenga los nutrientes y vitaminas necesarias, no sólo lograrán resecar tus labios, sino que también deteriorarán tu salud en general.


Falta de vitaminas


Al no consumir la cantidad necesaria de vitaminas, especialmente las A, C, y E, es muy probable que ese déficit se refleje en nuestros labios en forma de resequedad y agrietamiento.


Medicamentos


Es muy común que los componentes de determinados medicamentos resequen en extremo los labios, más si se trata de medicación para el acné a base de isotetrinoína.


Indicio de otras enfermedades


Cuando la razón por la que se resecan tus labios no está ligada a ninguna de las anteriores, la recomendación es asistir al médico para realizar un chequeo, pues es probable que los labios resecos sean el síntoma de una enfermedad, como enfermedades relacionadas con el hígado, la diabetes u otras.

Consejos para evitar y tratar labios resecos

Son muchas las cosas que puedes hacer para cuidar tus labios, y lo mejor es que requieren de muy poco tiempo y esfuerzo.


  • Usar barras labiales humectantes a base de manteca de cacao y vitaminas.
  • Tomar abundante agua.
  • Usar vaselina en los labios.
  • Usar gel de aloe vera para prevenir la resequedad, o en su defecto para aliviarla.
  • Usar miel en los labios.
  • Usar glicerina en los labios.
  • Llevar una dieta balanceada.
  • Consumir multivitamínicos.
  • Dejar de fumar.
  • Evitar la comida chatarra en exceso.

Recordemos que los labios son una de las partes más hermosas de nuestro cuerpo, por lo que se merecen que los cuidemos con dedicación, para siempre lucirlos atractivos, y sobre todo saludables.

Made on
Tilda